Connect with us

Antofagasta

Acusan de discriminación a funcionaria del Registro Civil: Echó a pareja chilena/extranjera a punto de casarse por mal entendido idiomático

Una funcionaria del Registro Civil de Calama, identificada como M. I. F., fue acusada de discriminación por parte de una pareja chileno/extranjera por negarles la unión civil que ya antes habían convenido con el servicio. Según cuentan, la mujer no toleró que el joven le pidiera a su pareja que le explicase mejor uno de los puntos que le indicaba la servidora pública.

El hecho se registró ayer y afectó a la calameña Marcela Fuentealba, que después de más de dos años de noviazgo, iba a contraer un vínculo de unión civil con su pareja turca Mezut Kaplan, quien había llegado a la ciudad como trabajador para una faena minera.

El proyecto que trajo a Mezut a Calama concluyó y el asiático se llevó a Marcela a Estambul. No obstante la mujer regresó junto al turco a Calama dado a que extrañaba a su familia y no se acostumbró al país extranjero.

Mezut y Marcela.

Matrimonio

Mezut regresó con ella y después de conseguir su estadía y su carnet, la pareja hizo los trámites para el casamiento. Con todo aprobado, se les dio hora para las 8.30 AM de este lunes 3 de mayo. Llegaron hasta el lugar con toda la pompa y la elegancia que requiere momentos como estos. Pero no pudieron casarse.

Según Marcela, Mezut entiende y habla algo de español. «Mi pareja habló con la actuario y respondió lo solicitado. Pero en una (parte) le preguntaron si es que entendía lo que es un régimen conyugal. El no comprendió y me preguntó a mi qué significaba aquello. Yo le respondí y ahí la funcionaria se ofuscó y nos increpó de que el matrimonio estaba viciado, porque no tenía por qué explicarle yo algo que se supone que el entiende».

Marcela cuenta que la funcionaria negó una nueva instancia y literalmente los echó de la oficina. «Le rogué una oportunidad, pero ella se paró y nos dijo ‘salgan de aquí. No oficiaré ninguna ceremonia. Váyanse a Iquique si se quieren casar!'».

Ante la impotencia, buscaron realizar el reclamo pero las mismas funcionarias (con buena intención) le advirtieron que no sacaba nada, pues la jefa del servicio era la misma persona que los había echado. «Según me dijeron estas niñas, no es la primera vez que esta señora tiene ese comportamiento. Y me explicaron que hace solo algunas semanas ya había anulado dos uniones civiles por motivos que eran ridículos».

Versión del Registro Civil

Contactado por este Medio, el Registro Civil de Calama manifestó que a la pareja se le dio opción de tener un traductor, el cual fue rechazado y además que la fecha de unión civil fue solo solicitado por la mujer.

«La reserva de fecha (…) fue efectuada solo por la contrayente chilena, y no se manifestó que el otro contrayente no hablaba castellano. En el caso de los Acuerdos de Unión Civil, como también en los matrimonios, si uno o ambos contrayentes no hablan castellano, deben contar con un traductor para asegurar el pleno entendimiento del acto que se está realizando».

Además agregaron que «Al saber que el contrayente extranjero habla inglés, se le dio a la pareja la oportunidad de realizar la celebración más tarde, el mismo día, con un traductor. Lo que no se concretó ya que la pareja no se presentó».

Por último, manifestaron que «Desde la Oficina Calama han intentado comunicarse con la pareja, sin
resultado hasta ahora».

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!