Connect with us

Calama

Codelco ha fiscalizado más de 300 empresas Colaboradoras

A comienzos de mayo se inició un intenso proceso de fiscalización del cumplimiento del estándar
corporativo que establece las acciones, medidas y requisitos obligatorios para enfrentar la
pandemia.

Cumplir las normativas es fundamental para evitar el contagio por
Covid-19. Desde esa premisa, Codelco Distrito Norte, en todas sus divisiones ha implementado una
serie de medidas y está llevando a cabo estrictos controles en el personal propio y en sus
empresas colaboradoras, para verificar el cumplimiento del “Estándar de Emergencia Sanitaria
para Covid-19” (SIGO-EES-001)”, que establece las acciones y requisitos que todas las y los
integrantes de la división deben cumplir en forma obligatoria e inmediata para enfrentar esta
pandemia.
En este sentido, las empresas colaboradoras deben cumplir una serie de actividades, las que
deben ser respaldas con evidencias ante el administrador de contrato de Codelco respectivo. A la
fecha ya son más de 300 las empresas que se han revisado, considerando instalaciones de faena y
las condiciones de habitabilidad de los colaboradores.
Así, dentro de las exigencias, se pidió el cumplimiento de un análisis y plan de disminución de
densidad de personas en las faenas y en teletrabajo; difundir a todo el equipo de trabajo el
“Estándar de Emergencia Sanitaria”, cuya evidencia deben ser un registro fotográfico de las
reuniones virtuales, con las fechas en que fueron realizadas; además de presentar un plan interno
de cumplimiento de cada requerimiento y compartir medidas adicionales que esté aplicando la
empresa.
Alex León, jefe de Vulnerabilidades y Emergencias de Ministro Hales, ha sido parte de este proceso
de fiscalizaciones a empresas colaboradoras y en este sentido dijo que “el objetivo es verificar que
las medidas preventivas por Covid-19 se estén implementando de manera óptima tanto al interior
de la división como asimismo en las residencias sanitarias que cada empresa brinda a sus
trabajadoras y trabajadores. Hemos visto lo bueno que se está haciendo o en su defecto,
detectando oportunidades de mejora que contribuirán a prevenir contagios y por consiguiente
mantener nuestra continuidad operacional y así seguir aportando al país en estos momentos
difíciles”.

Chuquicamata
En el caso de Chuquicamata, la operación más grande del distrito, una de las principales medidas
ha sido la disminución de personas en terreno, implementando el teletrabajo. A la fecha son más
de 2 mil las personas que están fuera de la faena.
A ello se suma el intenso proceso de fiscalización y control con sus colaboradores. Según indicó el
líder del equipo de Inspectores Covid-19, Yerar Neira, el proceso se intensificó a comienzos de
mayo y se puso énfasis en la revisión de instalaciones de faena y recintos como hoteles, hostales,
residenciales, casas y departamentos donde habitan en su descanso las trabajadoras y
trabajadores colaboradores. “En estas acciones, identificamos algunos lugares que no cumplían
con el estándar de emergencia sanitaria Covid-19. Se informó a las empresas y éstas trasladaron a
su personal a recintos con mejores condiciones para evitar el contagio”, dijo.
Otro de los focos de inspección está puesto en el día a día, donde –a través del equipo de
inspección- se han revisado 79 recintos pertenecientes a empresas o a la división, tales como
comedores y casas de cambio, además de buses y camionetas de empresas propias y de
colaboradoras, a fin de mantener el estándar que exige la emergencia sanitaria.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: