Connect with us

Calama

Excedentes de Codelco llegan a US$ 2.377 millones el primer semestre

Una producción de 736 mil toneladas y excedentes por US$ 2.377 millones reportó Codelco como resultados de su gestión del primer semestre de este año, además de aportes al Estado por US$ 1.671 millones.

La producción de cobre de la estatal fue 7,5% menor a la del mismo periodo del año pasado, afectada por una menor ley del mineral en División Ministro Hales, junto a la menor tasa de procesamiento y recuperación de cobre en las divisiones Chuquicamata y El Teniente.

Por su parte, los costos directos (C1) llegaron a 150,6 c/lb (11,8% sobre igual periodo de 2021), lo que se explica por el incremento en el precio de los insumos que ha afectado a la industria y la menor producción de cobre y subproductos del semestre. El costo neto a cátodo (C3), en tanto, tuvo un alza de 7,6% hasta llegar a 237,8 c/lb por similares razones que los costos directos, lo que fue compensado parcialmente por el impacto favorable de la variación del tipo de cambio sobre los pasivos y los costos operacionales denominados en pesos.

Así, los excedentes de la Corporación acumularon US$ 2.377 millones, 35,3% por debajo del mismo semestre del año anterior, como consecuencia de los efectos indicados, sumado a los menores resultados de las filiales y la caída del precio del cobre de las últimas semanas que se traduce en un menor precio de realización de – 7% respecto al mismo periodo del año anterior. La generación de caja (Ebitda), a su vez, alcanzó US$ 3.805 millones (26,3% bajo 2021). No obstante, los aportes al fisco (que restan a los excedentes los beneficios tributarios que se aplican a las inversiones) se incrementaron 7%, hasta llegar a US$ 1.671 (sobre US$ 1.556 del año pasado). 

Seguridad laboral

El primer semestre la empresa alcanzó indicadores históricos en salud y seguridad laboral. No obstante, durante el inicio del segundo semestre, Codelco ha debido lamentar accidentes que cobraron la vida de dos trabajadores de empresas contratistas. “Los primeros meses superamos con creces nuestras metas de salud y seguridad, pero julio nos sorprendió con dolorosas noticias. Esto es muestra de que no podemos cesar un solo día en insistir en el cuidado de la seguridad de trabajadores y trabajadoras. Ninguna meta productiva está por sobre el valor de la vida”, indicó André Sougarret, presidente ejecutivo (s) de la compañía.

La empresa informó la semana pasada que, tras los lamentables sucesos fatales, se realizará una auditoría internacional independiente a los procesos de la Vicepresidencia de Proyectos, unidad donde radican las faenas en que se produjeron los accidentes.

Avances en sostenibilidad

El segundo trimestre trajo noticias relevantes para la sostenibilidad de la cuprífera estatal. Una de ellas, relacionada con su gobierno corporativo y la necesaria integración de mujeres en las filas de la empresa, fue el nombramiento por parte del Ejecutivo de las directoras Josefina Montenegro y Alejandra Wood. Las destacadas profesionales sesionaron por primera vez el 26 de mayo como parte de la mesa directiva y su periodo se extenderá hasta 2026.

En esa misma sesión se integró al directorio Nelson Cáceres, representante de la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), para ocupar la silla que estaba vacante desde mayo de 2020. Adicionalmente, en el ámbito laboral, durante los últimos meses ha habido un valioso acercamiento de la administración con las dirigencias sindicales, que se traduce en la participación del presidente del directorio y del presidente ejecutivo en diversas instancias de las principales agrupaciones sindicales y la reanudación de las mesas de trabajo con la FTC para colaborar en las temáticas de interés común.

“Las empresas exitosas hoy se definen por el tipo de relaciones de cooperación y colaboración que mantienen con sus proveedores, comunidades, trabajadores y dirigentes sindicales. Y esto se hace aún más crítico en el caso de una empresa como Codelco, por su condición estatal, por su aporte al progreso social del país y por la referencia que significa para el resto de las industrias”, señaló Máximo Pacheco, presidente del directorio, en el 72° Congreso de la FTC realizado en La Serena con más de 120 dirigentes sindicales.

En relación al fortalecimiento del balance financiero, en un hecho inédito en la historia de la empresa, los ministerios de Hacienda y Minería anunciaron en junio la autorización para que Codelco reinvierta en promedio un 30% de sus utilidades en los ejercicios 2021 al 2024. La noticia estuvo antecedida por el compromiso declarado por el Presidente Boric en su cuenta pública anual. “Tenemos que reinvertir en Codelco y no estrujar todos los recursos que produce”, señaló el Mandatario en esa ocasión.

Ser líderes en protección del medioambiente es un propósito que el actual directorio de la compañía ha señalado con fuerza, y, en ese sentido, dos eventos del segundo trimestre emergen como avances significativos. Uno de ellos fue el acuerdo de la mayoría de la mesa directiva de avanzar en la preparación del cese de la fundición de Ventanas, a la espera de que el Ejecutivo y el Congreso definan el cambio a la obligación legal de mantener una capacidad de fusión disponible en dicho centro industrial para los concentrados provenientes de Enami. Mientras se tramita la modificación de la ley, la fundición Ventanas continuará operando, y se avanzará en el diseño de los planes laborales, comunitarios y operacionales que habiliten el cese del proceso de fundición a través de una transición justa.

El segundo evento relevante en esta área se produjo con el acuerdo del directorio en su sesión del mes de junio, que permitió la firma del contrato para la construcción de la planta desalinizadora para las operaciones de Chuquicamata, Radomiro Tomic y Ministro Hales, ubicadas en Calama. El proyecto, que será ejecutado bajo un modelo de negocio tipo BOOT (Build, Own, Operate and Transfer), implica una inversión de más de US$ 1.000 millones y el empleo de hasta 2.700 personas en el peak del periodo de tres años de construcción. Se trata de una iniciativa crucial para el cumplimiento de una de las metas ambientales de la empresa, que apunta a reducir el consumo unitario de agua continental en 60%, mediante la combinación de una mejora de la eficiencia de los procesos operativos, la reutilización del agua de los depósitos de relaves y la incorporación de la planta desalinizadora.

“Tenemos tremendos desafíos en materia de sostenibilidad. Hemos dado pasos significativos, algunos no exentos de controversia. Han sido decisiones difíciles pero basadas en la firme convicción de que Chile merece una empresa que, además de aportarle importantes recursos económicos, sea referente en el cuidado del medioambiente y de las personas” indicó Máximo Pacheco.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: