Connect with us

Calama

Hombre denuncia negligencia médica por parte de cirujanos del Hospital Carlos Cisternas de Calama

Un hombre de 57 años denuncia llevar más de 5 meses con una sonda dentro de su cuerpo producto de una negligencia médica por parte de funcionarios del Hospital Carlos Cisternas de Calama.

El 14 de febrero fue hospitalizado en las intalaciones clínicas, siendo operado el 17 del mismo mes. Según relata, debería haber estado dos semanas en recuperación, pero ya lleva más de 5 meses en estas condiciones.

“Ese día fui con un dolor al costado derecho, me pusieron un calmante y se me pasó. Yo quería irme, pero me dejaron hospitalizado igual. El 15 me hicieron exámenes y arrojaron que tenía una piedra en la vesícula y otra en el conducto biliar. El doctor Jaime Hernández era quien me iba a operar, sin embargo después me entero que Iván Vergara junto a Patricio Soto lo hicieron”, cuenta Alberto Garrido, afectado por esta situación.

Añadiendo que cuando salió de pabellón, el doctor Vergara le dijo que estaba listo y que debía quedar hospitalizado. Fue el 19 cuando el mismo cirujano en un encuentro le mencionó que había quedado una piedra dentro de él, “me dijo que me había quedado una en el conducto biliar, cuando ellos en los exámenes del 15 me avisaron que me sacarían ambas piedras. Yo les dije que se equivocaron y de acuerdo a eso les reclamé. Mi reposo debía ser de 10 días en el hospital, sin embargo el 22 (quinto día), de los dos conductos que tenía me sacaron uno bruscamente y me mandaron para la casa”.

“De ahí me mandaron sin antibióticos y sin ningún tratamiento desde la casa. Conversé con una abogada y ella me aconsejó que debía pedir un papel donde pudiera colocar que el doctor se había equivocado para tener un respaldo y no me lo quisieron dar. Después me citaron el 27, donde me hospitalizaron de nuevo para mandarme a Antofagasta a sacármela con una máquina”, agregó Garrido.

Sin embargo, en la capital regional la especialista le dijo que no podía sacársela mediante la tecnología, puesto que la piedra era muy grande y debía ser operada con anestesia. “Yo gasté 400 mil pesos en la operación, y cuando me citaron el 27 me tuvieron 4 días, cuando debía estar uno solo esperando el resultado del PCR, cobrándome 40 mil pesos”, narra con molestia.

“Con el paso del tiempo ni el doctor Vergara ni el doctor Soto me quieren dar la cara. El jefe cirujano del hospital la última vez que me hospitalizaron fue a verme y me dijo que un error lo comete cualquiera, pero yo le dije que no puede ser así puesto que llevo mucho tiempo sin poder trabajar y debo arriendo, luz y agua”, comenta con preocupación.

Tras ser viralizado su caso por las redes sociales, Alberto fue contactado por otras personas quienes acusan también haber sido víctimas de negligencia médica por parte de los cirujanos, “yo hablé con varias personas que me contactaron a Facebook, operaron al hermano de una señora a quien le pasaron a llevar el intestino, perforándoselo. A un niñito de 11 años también le pasó idénticamente lo mismo. Y fue el mismo doctor Toro”.

Desde el Hospital Carlos Cisternas decidieron no referirse al caso del paciente por respeto a su privacidad, sin embargo Petre Radich, jefe cirujano del HCC, explicó que en las operaciones ligadas a la vía biliar son susceptibles a tener complicaciones, “no hay ninguna cirugía que este 100% libre de complicaciones. Y una de esas es la existencia de cálculos en el colédoco que es la vía por la cual la bilis sale de la vesícula hacia el intestino”.


“Cuando eso ocurre, tenemos dos formas para solucionarlo. Una de esas es operar abiertamente extrayendo el cálculo y dejando una sonda instalada que normalmente se mantiene por 21 días, pero no quiere decir que ese sea el plazo máximo, sino que este puede durar más tiempo, ya sea 5 o 6 meses. Esta se encarga de drenar los residuos, donde después se hacen exámenes para verificar si se puede sacar o no la sonda”, agregó el facultativo.

La otra alternativa moderna según explica el cirujano tiene que ver con el procedimiento de CPRE, “consiste en introducir un endoscopio en el paciente, llegar al duodeno, hacer un corte en la papila y extraer el calculo por esa vía. Cuando este es muy grande y no puede salir por la boca, nosotros en Calama no contamos con la posibilidad de hacer una ditrotipsia, así que debemos derivar al Hospital Regional de Antofagasta”.

A su vez, mediante un comunicado, el HCC lamentaron cualquier tipo de acción que pudieran haber perjudicado a algún paciente, y señalando que “cada una de las acciones que se realizan buscan desde una el poder acompañar en cualquier temática que se requiera a una persona que después de alguna situación medica requiera o necesite de profesionales de la salud”.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!