Connect with us

Antofagasta

180 millones de pesos deberá pagar el Hospital de Antofagasta por negligencia médica

Según consignó el medio Soy Antofagasta, más de $180 millones deberá cancelar el Hospital Regional de Antofagasta como suma indemnizatoria a una familia de la ciudad, debido a una negligencia médica que terminó con el fallecimiento del hijo y hermano menor de ellos, hechos ocurridos en enero del 2018.

Sobre la negligencia, el abogado de la familia, Camilo González, explicó que “Agustín era un niño que tenía una patología previa de un cáncer. Desde muy temprana edad requirió de tratamiento, esto ocurrió el año 2015. A causa de esto, significó que tuviera una hidrocefalia y recibió de intervención una derivativa, que es una válvula en la cabeza para que el líquido cefalorraquídeo que comience a acumularse en el cerebro se filtre, y así se evita la hidrocefalia que podría generar una hipertensión”.

Añadió que, “durante el 2018, debido a cambios en el estado de ánimo y dolores manifestados por el menor, su madre lo llevó al Hospital Regional. “En atención a los síntomas y su historia clínica previa, más un examen previo, se decidió realizar su hospitalización. Como los médicos que lo atendieron no eran especialistas, pero observaban compromiso neurológico, realizaron un TAC a Agustín y se sugirió que fuera evaluado por un médico neurocirujano, lo que ocurrió al día siguiente”.

 “Ahí es donde comienza la negligencia”, dice González.“Este doctor evalúa a Agustín sin previamente revisar su ficha clínica. Digamos que solo hizo una observación a la sintomatología que el niño o la madre iban describiendo. Al no revisar la ficha clínica, no llegó darse cuenta de que Agustín era portador de válvula derivativa, y que tenía diagnóstico previo de hidrocefalia”.

Agustín fue sometido a un procedimiento para descartar encefalitis, lo que estaba contraindicado para la patología que padecía, indica el abogado, y agrega que a esto se sumó un retraso en el tratamiento quirúrgico clave para evitar un desenlace fatal. En total fueron 16 horas sin este tratamiento vital. “Al día siguiente, lo evalúa otro neurocirujano, quien revisando las imágenes del TAC nota lo que hicieron, y pidió llevarlo urgente pabellón. Lo intervienen, pero el curso de los hechos estaba muy avanzado. Fue poco lo que se pudo hacer. Los días fueron pasando y no fue posible resolver la complicación médica. Y terminó falleciendo”, agrega el abogado.

En el fallo, el Juzgado de Antofagasta sentenció al Hospital Regional pagar la suma total de $181.382.470 a la familia, tanto a los padres como a los hermanos de Agustín. El dictamen fue apelado por el establecimiento en la Corte Apelaciones, pero finalmente dicho Tribunal confirmó la sentencia.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: