Connect with us

Antofagasta

Pampa Germania: A 142 años del último combate de caballería en Chile

El combate de Pampa Germania (o Agua Santa) se dio la tarde del 6 de noviembre de 1879 al interior de la Región de Iquique (específicamente al interior de Pisagua), en el contexto de la Guerra del Pacífico, donde se trenzaba en un efímero pero contundente combate los escuadrones de caballerías de Chile contra los de la alianza de Perú y Bolivia.

La situación se dio cuatro días después que el Ejército de Chile desembarcara en Pisagua tras una ardua batalla. Se comenzaba así con la ofensiva denominada como Campaña de Tarapacá, donde Chile buscaba hacerse con la entonces ricas provincias salitreras de Perú.

Tras el desembarco, el alto mando chileno envió al interior del desierto una cuadrilla de caballería a explorar el lugar, con la intención de poder buscar sitios de asentamiento y abastecimiento de agua. El contingente lo componían casi 200 jinetes del escuadrón Cazadores a Caballeo, al mando de los capitanes Sofanor Parra y Manuel Barahona.

Sofanor Parra en una parada militar a inicios del siglo XX.

Así las cosas, el escuadrón chileno se hallaba en esta búsqueda cuando al atardecer del 6 de noviembre avistó a lo lejos a dos escuadrones de caballos, específicamente de los adversarios, compuestos por Húsares de Junín (Perú) y Húsares de Bolivia.

Sin pensarlo 1 segundo, los regimientos adversarios iniciaron una frenética carga el uno contra el otro, sable en mano, para trenzarse en una auténtica batalla al estilo napoleónico en medio del desierto. La arremetida de Chile fue más feroz y diezmó a las fuerzas enemigas, dejando entre 50 a 70 muertos y 5 prisioneros. El capitán enemigo, José Buenavente Sepúlveda, cayó muerto en combate.

Monolito vandalizado ubicado en el punto de batalla.

Pero si bien el combate dio como vencedores a Chile, la campaña recién iniciaba, puesto que 13 días después, se enfrentarían nuevamente los dos adversarios en una de las batallas más decisivas de la guerra, en Dolores.

Pampa Germania fue solo un «encontrón» entre dos fuerzas adversarias, pero la única de toda la guerra en donde los contendientes eran jinetes a caballo, trenzándose a sablazos, tal como los antiguos de la época de la independencia.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: